Enterrado de pie, nada de acostado

Un disputado regional brasileño, de 82 años, pidió a su familia que lo enterraran de pie:

“Él nunca se inclinó ante nadie y dijo que no haría eso ni en vida ni después de muerto”, afirmó su hijo Luiz Humberto Araújo, al diario Folha de Sao Paulo.

Vaya dignidad, además de sus 13 mandatos de diputado en la asamblea legislativa de Piauí.

~ by cynansy on November 6, 2005.

 
%d bloggers like this: